Batidos Verdes

≡ Menu

Remedios Caseros Para La Hipertensión

La Presión arterial alta no controlada es un problema de salud muy grave que puede conducir a tener enfermedades cardíacas y un mayor riesgo de sufrir accidente cerebrovasculares, si no se trata. La buena noticia es que, mediante la mejora de tu alimentación, el ejercicio y la gestión eficaz de tu estrés, las probabilidades de normalizar tu presión arterial son muy altas.

A continuación te voy a dar unos pequeños secretos, remedios caseros y naturales para controlar tu tensión arterial y para evitar que tengas problemas con tu presión arterial en el futuro.

Tu dieta puede Subir o Bajar tu presión arterial

¿Tienes una dieta alta en grano, y baja en grasas? Si es así, tengo malas noticias para ti, porque esta combinación nutricional es un billete directo para sufrir hipertensión y absolutamente puede devastar tu salud.

Los estudios han demostrado que cerca de dos tercios de las personas que son resistentes a la insulina también tienen la presión arterial alta y la resistencia a la insulina es directamente atribuible a una dieta rica en azúcar y grano. Sobre todo si va acompañada de la falta de ejercicio.

Por lo tanto, lo más probable es que si tienes hipertensión, también tengas descontrolados tus niveles de azúcar en la sangre, debido a que estos dos problemas a menudo van de la mano. A medida que tu nivel de insulina se eleva, también lo hace la presión arterial.

La fructosa puede causar que tu presión arterial esté por las nubes

Lo primero que debes hacer si tienes problemas con la hipertensión es eliminar todos los granos y azúcares de tu dieta, sobre todo fructosa, hasta que tu peso y la presión arterial se normalicen. Comer azúcares y granos, incluyendo cualquier tipo de pan, pasta, maíz, patatas o arroz , éstos alimentos harán que tus niveles de insulina y la presión arterial se mantengan elevados.

Si tomas fructosa, procura que sólo provenga de las frutas, como por ejemplo de tu batido verde diario.

La fructosa se descompone en una variedad de productos de desecho que son malos para tu cuerpo, como por ejemplo el ácido úrico. El ácido úrico eleva la presión arterial mediante la inhibición del óxido nítrico en los vasos sanguíneos. El óxido nítrico ayuda a los vasos mantener su elasticidad, la supresión de óxido nítrico desencadena por lo tanto aumento de la presión arterial. De hecho, 17 de los 17 estudios realizados demuestran que los niveles elevados de ácido úrico producen hipertensión.

Yo recomiendo mantener tu consumo de fructosa total por debajo de 25 gramos al día. Para que te hagas una idea, media lata de soda (cualquier tipo de refresco) contiene 40 gramos de azúcar, al menos la mitad de los cuales son fructosa, con sólo una lata de refresco superarías ya el consumo recomendado.

Otras consideraciones dietéticas

1. Normalizar la relación de Omega 6/ Omega 3

Tanto los ácidos grasos omega-3 como los omega-6 son esenciales para tu salud. La mayoría de la gente, sin embargo, están recibiendo demasiado omega-6 en su dieta y muy poco omega-3. El consumo de grasas omega-3 es una de las mejores maneras de volver a sensibilizar los receptores de insulina si sufres de resistencia a la insulina.

Las Grasas omega-6 se encuentran en los vegetales procesados, como el maíz, soya, canola, cártamo y el aceite de girasol. Si estás consumiendo una gran cantidad de estos aceites, evítalo o directamente elimínalos y sustituyelos por aceites con omega-3.

Las Grasas omega-3 se encuentran típicamente en el aceite de linaza, aceite de nuez y pescado. El pescado es con diferencia la mejor fuente. Desafortunadamente, hoy en día la mayoría de los pescados frescos contienen niveles peligrosamente altos de mercurio.

Lo mejor que puedes hacer es encontrar una fuente segura de pescado, o si resulta demasiado difícil, complementar con aceite de oliva de alta calidad, que se ha demostrado ser 48 veces más potente que el aceite de oliva de calidad baja.

2. Eliminar la cafeína

La conexión entre el consumo de cafeína y la presión arterial alta no se entiende bien, pero hay evidencia suficiente para indicar que si tienes hipertensión, el café y otras bebidas con cafeína (o alimentos) puedan agravar tu condición.

La cafeína es una droga, y si bien es totalmente legal y se consume ampliamente, puede tener un efecto poderoso sobre tu fisiología. Si deseas eliminar la cafeína de tu dieta, trata de hacerlo de forma gradual durante un período de días o incluso semanas, para evitar los síntomas de abstinencia, como dolores de cabeza.

3. Consumir alimentos crudos

Las diferencias en la flora intestinal de una persona a otra parece tener un gran efecto sobre la predisposición o no al desarrollar enfermedades del corazón. Si tu flora intestinal no es saludable, el riesgo es mucho mayor para las enfermedades del corazón, así como muchos otros problemas de salud crónicos.

La mejor forma de optimizar su flora intestinal es añadir algunos alimentos crudos a tu dieta, (por ejemplo verduras y hojas verdes en tu batido verde). Un beneficio adicional es que son son excelentes fuentes de vitaminas como por ejemplo la vitamina K, que es importante para prevenir la acumulación de placa arterial y enfermedades del corazón.

4. ¡Haz ejercicio!

La actividad física es de lejos una de las “medicinas” más potentes que hay, y sus efectos secundarios son ¡MARAVILLOSO!. Realizar ejercicios completos producirá beneficios a largo plazo en personas con presión arterial alta.

Casi todos los programas deben incorporar “pequeñas carreras” (ejercicio anaeróbico) o entrenamiento en intervalo de una a tres veces a la semana, ya que se ha demostrado ser más eficaces que los ejercicios aeróbicos para reducir el riesgo de morir de un ataque al corazón.

Si tienes resistencia a la insulina, querras sin duda ejercitar tus músculos. Al trabajar los distintos grupos musculares, aumentas el flujo de la sangre a los músculos. Un buen flujo de sangre aumentará tu sensibilidad a la insulina.

Dependiendo de tu estado físico, es posible que necesites consultar con un profesional para saber con que intesidad debes realizar los ejercicios.

5. Controla tu estrés

Uno de cada tres adultos en nuestra sociedad tiene presión arterial alta (hipertensión), combatir el estrés emocional y mental en el día a día es importante para mantener tu salud en orden.

Que el estres es malo para la salud, no es nada nuevo pero aún así todavía no recibe la atención ni la importancia que merece en nuestro sintema sanitario.

Mi método preferido es la meditación o el yoga, son técnicas fáciles de aprender y fácil de usar para liberar emociones negativas. Éstas técnicas combinan la visualización con la respiración calmada y relajada, mientras ejercitas tu mente y tu cuerpo en el caso del yoga.

6. Mejora tus niveles de vitamina D

¿Sabías que cuanto más lejos vives del ecuador, mayor es tu riesgo de desarrollar presión arterial alta?. ¿Y sabías que la presión arterial suele ser más alta en los meses de invierno que en verano?

La luz del sol realmente afecta a la presión arterial de varias maneras:

  • La exposición al sol hace que el cuerpo produzca vitamina D. La falta de luz solar reduce las reservas de vitamina D y se produce un aumento de la hormona paratiroidea.
  • La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con resistencia a la insulina y el Síndrome X (también conocido como Síndrome Metabólico), un grupo de problemas de salud que pueden incluir colesterol diabetes, triglicéridos elevados, la obesidad y la hipertensión arterial.
  • La vitamina D también es un inhibidor del sistema renina-angiotensina, que regula la presión arterial. Si tienes deficiencias de vitamina D, puede causar la activación inapropiada dicho sistema, pudiendo conducirte a la hipertensión.
  • Además, la exposición a los rayos UV se cree que causa la liberación de endorfinas, sustancias químicas en el cerebro que producen sentimientos de euforia y alivio del dolor. Las endorfinas, naturalmente, alivian el estrés y el manejo del estrés es un factor importante en la resolución de la hipertensión.

Nota: Por favor no tomes vitamina D “recetada”. La vitamina D sintética, no es tan beneficiosa como la verdadera vitamina D, (colecalciferol).

A pesar de que ciertos suplementos pueden ser útiles, es importante entender que no deben usarse nunca como un sustituto de los estilos de vida básicos que tratan la causa real del problema. El uso de suplementos solamente sin modificar su estilo de vida no sirven de nada. En la mayoría de los casos, es probable que no sea eficaz.

Nutrientes que no deben faltar en tu dieta

El calcio y el magnesio. Con la toma de batidos verdes diarios, no debes preocuparte de tomar suplementos para obtener estos nutrientes, los vegetales de hoja verde son la fuente da magnesio más rica que existe y un batido verde puede contener hasta dos veces más calcio que el que contiene un vaso de leche.

Vitaminas C y E. Los estudios indican que estas vitaminas pueden ser útiles en la reducción de la presión arterial. Obtener la cantidad correcta de estos dos nutrientes en tu dieta es ideal para controlar tu presión arterial. Las espinacas son una fuente rica en vitamina E  y hay un gran listado de frutas y verduras ricas en vitamina C así que casi cualquier batido verde que tomes contendrá la cantidad que necesitas de vitaminas E y C en tu dieta diaria.

Aceite de oliva. En un estudio realizado en 2008, se demostró que el consumo de almenos 1.000 mg aceite de oliva al día durante ocho semanas causó una caída significativa de la presión arterial y el colesterol LDL (“colesterol malo”) en las personas con hipertensión limítrofe.

También puedes preparar tu propio té de hoja de olivo utilizando una cucharadita de hojas secas de olivo en un saquito de té. Colócalo en unos dos litros de agua hirviendo y déjalo reposar de 3 a 10 minutos.

El té debe ser de color ámbar hayas terminado.Para una mejor absoción puedes hacer tu batido verde con ésta bebida sustituyendo el agua por el té ;)
Trucos rápidos. El aumento de monóxido nítrico en la sangre puede inhibir constricción de los vasos sanguíneos y reducir así de inmediato la presión arterial. Los métodos para aumentar este compuesto son por  ejemplo; tomar un baño caliente, inhalar y exhalar a través de un orificio de la nariz (cerrando la otra fosa nasal y la boca), y comiendo melón amargo, rico en aminoácidos y vitamina C.
La hipertensión arterial es una epidemia, como la obesidad y el mejor tratamiento es evaluar tu estilo de vida y hacer los ajustes necesarios. En el caso de la hipertensión arterial, los cambios de estilo de vida (con especial énfasis en la normalización de los niveles de insulina) puede suponer que no sea necesario que tomes medicación y todo vuelva naturalmente a restaurarse en tu organismo pudiendo así gozar de la libertad de tener una salud óptima.

by Nathalia

¡Hola, bienvenid@! Aquí podrás encontrar interesantes consejos de salud y nutrición. Unete a la comunidad batidos verdes y dile ¡SI! a tener una vida más sana.

0 comments… add one

Leave a Comment